Ingredientes Elaboración Ver receta principal

Tarta de queso sin horno

El cheesecake o tarta de queso es un postre reconocido en todo el mundo, cuya cremosidad resulta exquisita, la combinación entre el sabor del queso y la acidez de la fresa es simplemente increíble. Para que tengas la oportunidad de hacerla en casa te acercamos la receta de la misma, sin la necesidad de usar un horno.

Receta de Tarta de queso sin horno

Tarta de queso sin horno

Ingredientes para Tarta de queso sin horno

  • 150 gramos de galletas María
  • 100 gramos de mantequilla
  • 50 ml de leche evaporada
  • 250 gramos de queso fresco
  • 500 ml de nata
  • 6 hojas de gelatina sin sabor
  • 500 gramos de fresas
  • 200 gramos de azúcar
  • Esencia de vainilla

Cómo hacer Tarta de queso sin horno

  1. Inicias haciendo la base, triturando las galletas hasta que queden hechas polvo, una vez así les añades la mantequilla y esta masa la colocas en la base de un molde desmontable, en donde colocarás el resto de la tarta, cubriendo todo el fondo.
  2. En este mismo molde colocas en los bordes unas fresas laminadas y ponlo en la nevera a reposar. Aparte bate la nata con el queso fresco y la mitad del azúcar, además añade una cucharada de esencia de vainilla. Hidrata las láminas de gelatina en agua fría por dos minutos.
  3. Sácalas del agua y dilúyelas en la leche evaporada, luego incorporas esto a la mezcla de queso y nata, junto con las fresas cortadas, reserva unas cuantas para hacer el almíbar. Vierte la preparación en el molde con la base de galletas, colócalo en la nevera durante 2 horas.
  4. Para el almíbar pones las fresas que reservaste en una olla a fuego lento, con la otra mitad del azúcar, más una cucharada de vainilla; deja unos minutos, a esto le añades las otras 3 láminas de gelatina y apagas, cuando esté tibio lo colocas encima de la tarta y dejas reposar 2 horas más.
¿Te ha sido útil esta receta?
¡Gracias por tu ayuda!
¿Cómo podemos mejorarla?

Ver más recetas de Tarta de queso